No todas mis relaciones han sido codependientes, algunas simplemente fueron relaciones…

El amor en codependencia siempre guarda miedo, viene cargado de una sensación de estar solo a la vez que acompañado.  Te preguntas ¿me amará? Y procedes a tratar de probar dicho punto, por experiencia te puedo decir que eso no saldrá bien… ¿Estará conmigo para siempre? Y nuestra mente pregunta y si no para siempre ¿hasta cuándo me amará? Dentro de nuestra mente el infinito no realmente no existe, no lo conoce, no lo dimensiona.

Con el paso del tiempo aprendí a distinguir muy bien entre un tipo de relación y otra… si te pasa que:

  • Preguntas constantemente ¿Me amas?, ¿me amas de verdad? Toda tu valía esta puesta en esta pregunta.
  • La posibilidad de la separación en tu mente es terrible, es triste, es demasiado tajante.
  • Has hecho cosas con tal de continuar la relación. Te has adaptado, has acomodado tu vida alrededor de que funcione, has aceptado cosas, y has perdonado otro tanto.
  • Cuando tu pareja comete un error, lo único que quieres es que él o ella acepten que sé que equivoco, que se disculpe tras la discusión sería lo ideal, aunque generalmente eso no es lo que pasa.
  • A veces (sobre todo cuando las cosas van mal), quisieras escapar huir lejos, piensas que así sería más fácil superar toda la situación.
  • Puede ser que después de una discusión muy fuerte él o ella hagan como si nada hubiera pasado, a veces dudas de si no te lo has inventado todo.
  • Te ignora, te hace a un lado, te deja fuera de sus planes. Tu por tu cuenta siempre estas tratando de incluirte en su vida a como dé lugar.
  • Tu vida profesional, tu salud, los amigos, entre otros, pasan a segundo término, como si todo estuviera en espera. Tu relación romántica ocupa toda tu atención.
  • Él o ella hacen comentarios que pueden resultar humillantes, sabe bien que si lo hace no habrá consecuencias serias por hacerlo.
  • Pelean constantemente, las peleas son cada vez más intensas, así como las reconciliaciones.
  • Reproduces en tu mente lo que le dirás la próxima vez que lo veas; fantaseas con lo que debiste hacerle dicho…
  • A veces cuando terminan, te dan ganas de vengarte, de hacerle lo mismo que él o ella te ha hecho a ti.
  • Estas aislado (a) de tu familia o amigos, de hecho, puede ser que estés en contacto muy frecuente con su familia y amigos, personas que le tienen mucho aprecio, y puede que incluso de vez en vez te mencionen lo afortunada que eres por tenerlo contigo.
  • Lo que me lleva a… sientes que eres muy afortunada de tenerlo cerca, y esperas que no se dé cuenta de que estar contigo no es tan bueno.
  • No le preocupa demasiado si te lastima, al final del día siempre tienes la elección de irte si así lo quisieras.
  • Te preocupa ser muy aburrida, que se avergüence de ti por cualquier causa, te sientes inadecuada como su pareja.
  • No está demasiado preocupado(a) por cómo te dirá las cosas, te las dice cómo van, en aras de ser muy sincero(a) y honesto(a).
  • Te transmite el mensaje eres muy dispensable. Sin embargo, puede también que cuando se separan te busque, o cuando siente que has estado muy distante, esto le provoque acercarse de una forma muy seductora, o hacer lo que tú siempre quisiste que hiciera.
  • Te preocupa que se vaya a encontrar a alguien más y te deje.
  • Tu pareja es “el tema de conversación”, para ti.
  • No tienes actividades aparte de tu relación, dejas tus hobbies y prefieres integrarte a lo que hace tu pareja.
  • Quiero hacerlo (a) feliz, y que a su vez el (ella) te den la felicidad que tanto anhelas.

Por supuesto esto no ocurre de la noche a la mañana, conforme la relación va avanzando, estos comportamientos pueden ser más o menos obvios. De cualquier forma, si estás pensando no todo lo anterior aplica a mí, déjame decirte la clave para saber si tu relación es Codependiente: Si dejas de poner tu atención en ti, en tu bienestar y lo que te hace feliz, para sustituirlo por atenciones hacia tu pareja, bienestar para tu pareja, y en hacerlo feliz a él o ella.

Entender esta parte es básica, para no engañarnos, la obsesión nunca será amor.

Si lo que te he contado te ha parecido de utilidad, comparte este post y ayúdame a hacerlo llegar a quién lo necesite…

Puedes encontrar más sobre este tema, aquí…

Hasta pronto! 

Comparte aquí!

Guía de 5 pasos a una relación funcional!

 

       Acciones para acercarte a vivir la relación que realmente deseas...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *