felicidad, feliz,

¿Dónde está la felicidad?

Hace algunos años, fui invitada a la boda de una amiga, todo iba bien hasta que llegamos a la recepción y de repente me sentí desconectada de todo. Había un pensamiento que se repetía en mi mente de forma insistente y era este “Tienes 30, no estas casada, y morirás sola”, y pese a lo que puedas pensar nunca fui del tipo de mujer que pensara que casarse o tener hijos fuera una meta, pero uno nunca conoce todos sus condicionamientos subconscientes. De forma casi subliminal el hecho de no cumplir con el guión de mi película preprogramada e idealizada estaba haciéndome sentir miserable.

Creo que la felicidad está en las pequeñas cosas, creo que hemos mal entendido esas pequeñas cosas. El feliz día de la boda, no hace un matrimonio feliz… No, realmente no lo hace.

El asunto es que se nos dio una lista de cosas que nos harían felices, o eso nos contaron… El check list es algo así:

  • Ir a la escuela y sacar excelentes calificaciones.
  • Graduarte con honores.
  • La carrera profesional.
  • Un gran empleo.
  • Una gran casa y uno o más carros.
  • Un hermoso cuerpo.
  • Tener una gran pareja.
  • Crear una gran cuenta en el banco.
  • Tener hijos.
  • Criar a esos hijos para a su vez ser exitosos y que completen su propio check list.

Al final de todo esto por fin llegaríamos a ser felices, pero, ¿y si no?, ¿la gente que si tiene todo es feliz? Me temo que no funciona así. Miles de parejas divorciadas con o sin hijos lo confirman, los hijos a los que intentamos hacer iniciar su lista lo antes posible (no vaya a ser que no alcancen a cumplirla a tiempo), tampoco parecen más felices.

La idea de cómo deben ser las cosas, y como termina siendo nuestra vida pueden distar tanto, que nos da el berrinche contra dios, el universo, o en lo que sea que creas… Surgen pensamientos como, ¿Qué hice yo para merecer esto?

Entonces realmente ¿Dónde está la felicidad?

Como te he dicho antes no creo tener todas las respuestas, pero este es mi concepto de felicidad, creo que la felicidad es la aceptación del momento presente, creo que entre más y mejor aceptemos nuestros momentos, (no solo en días como el bautizo de un hijo, la boda, o el día del viaje tan ansiado), sino, en todos como cuando toca lavar los trastes, como cuando ves una serie de Netflix con tu esposo, como cuando vas a tomarte el café con la amiga, y hasta tu hijo se tira al berrinche en medio del supermercado (se escucha complicado, pero es que esos momento son los que después relatamos entre risas en las reuniones familiares).  Tampoco creo que deba parecer que estamos en éxtasis todo el tiempo, la observación del momento presente es mucho más serena que eso.

Una vez que me casé, no me convertí en princesa de Disney y me volví feliz para siempre, muy por el contrario, he dejado ir varias cosas, la idea de que mi casa debe verse inmaculada mientras se desarrolla una escena digna de comercial en el comedor donde todos sonreímos por quién sabe que, o que en las navidades mis hijos terminen jugando con las cajas y no con los juguetes que mi marido y yo con mucho esmero pensamos para ellos.

La verdadera felicidad no consiste llegar a nuestra idealización de una vida perfecta, en tener todo lo de la mencionada lista, desde mi punto de vista tiene más que ver con la aceptación de tu vida tal y como es ahora, en aceptar cada momento en imperfecta perfección…

Y para ti ¿Qué es la felicidad? Coméntanos ¿Qué haces tú para ser feliz?

¡Si te gustado este contenido y crees que puede servir a alguien más, comparte!

Comparte aquí!
Comienza aquí!

 Test para conocer tu personalidad...

Únete y comienza a vivir de forma intencional!

2 respuestas a “La felicidad y ¿Cómo tener más?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *